2 de noviembre de 2014

Historia del Cementerio Municipal

El cementerio fue construido en los años 1822 y 1823, siguiendo las normas de Sanidad del Trienio Liberal, sustituyendo los tradicionales enterramientos anteriores, dentro y alrededor de la Iglesia parroquial de San Esteban (En unas remodelaciones de la Iglesia en 1996 se encontraron esqueletos debajo del suelo).

Se hicieron varias propuestas que no cuajaron por falta de dinero, hasta que el alcalde Manuel Escolar con la ayuda de la donación que realizo Doña Maria de Medina en su testamento al Ayuntamiento, pudo construirlo en el camino de Parla “en medio de los aires del medio día y de oriente, inmediato a la Ermita de Santa Ana y no habiendo viento de esa zona al pueblo, distante del conducto de las aguas potables y a la distancia de más de 200 varas”1.

Veinticinco años más tarde el cementerio estaba en estado de ruina y hubo que repararlo. En 1890 se amplió debido a una epidemia de viruela.

Desde mediados del s.XX, hasta el año de 1980, estuvo formado por las dos zonas que están al norte en la actualidad y tenia una superficie de 3.600 m2, con una puerta por la que también se accedía a la Ermita.

Como curiosidad la sepultura más antigua que se conserva es del año 1882.

1 GÓMEZ DE RUIZ, Adriano. Fuenlabrada, cinco siglos de historia, 1375-1900. Editado por el Ayuntamiento de Fuenlabrada. Madrid. 1998.

Este texto está sacado por un trabajo de Fernando Aguado, primo de mi padre, que desde aquí agradezco el haberme compartido su trabajo.

En la foto siguiente es del año 1956. Tenia ermita y el Parque Olivar no estaba vallado ni era un parque.

Pincha en la imagen para ampliarla
AUTOR del artículo: Fernando Aguado

Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de "Memorias de Fuenlabrada" sin consentimiento expreso. Envía un correo a: MemoriasdeFuenlabrada@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario